De vuelta a la normalidad

Hola a tod@s, sé que les he tenido algo abandonados pero entre las vacaciones y hacer unas cuantas horas extras para traer algunas novedades para la tienda he tenido que dejar el blog a un lado por una temporada más larga de lo que hubiera querido, pero bueno lo importante es que ya estoy de vuelta con muchas cositas nuevas para tod@s
Como tengo algunas novedades lo mejor es que las vayamos dosificando jajaja para que no nos de una sobredosis patchworkil. En primer lugar decirles que me tomé un descanso y nos fuimos de viaje con una de mis hermanas, Nancy y mis 2 sobrinas, Isis y Alexa, Jorge y yo. Fuimos a un crucero por los Fiordos Noruegos, algo que les recomiendo de verdad, Noruega es un país precioso con mucha naturaleza, muchas horas de noche en invierno y  por lo tanto mucho patchwork, vale ya sé que no debería haber ido de vacaciones  y encima a investigar pero era inevitable jajaja. Nunca habíamos ido a un crucero y la experiencia fue muy buena. Aquí les muestro algunas de las fotos.

La luna, eso fue cerca de Amsterdam, cuando salimos hacia Noruega, la imagen creo que quedó muy bonita, la tomamos desde el barco. Cuando tenga todas las fotos les pondré la del Sol de media noche.

Aquí uno de los fiordos y nuestro barco, el que se ve más cerca en la imagen

Ycomo no, una foto mía dentro del crucero, es que soy un poco presumida jajaja, ¿a que no salgo tan mal, verdad?

Aquí una de las revistas que compré en un pueblito al que llegamos un domingo y estaba todo cerrado menos un  estanco de revistas, cuando ví todo lo que había, me sentí como una niña chica que entra en una juguetería muy grande...



Debo confesar que son las revistas más caras que he comprado en todos los años que llevo haciendo patchwork pero yo estaba encanta así que... ni modo. Además todas tienen cosas super bonitas y muy novedosas.

También compré revistas de Hardanger, Bordado Noruego, supongo que era algo lógico ya que estaba allí y es un bordado que me gusta mucho.

                                       

Cuando llegamos a Bergen, yo ya sabía que allí había una tienda de patch que tendría que visitar, habí hecho trampa y ya tenía la dirección antes de salir de Tenerife, así que toda mi familia estaba resignada. Debo decir que todo era carísimo, no tiene nada que ver con los precios que tenemos aquí, el metro de tela (que muchas son las mismas que tenemos en la tienda) ronda los 22 euros, una verdadera locura, pero es que el sueldo medio allí es de 3000 euros, sí ya lo sé tod@s nos queremos ir para Noruega a trabajar jajajaj. En fin finalmente tenía que comprar algo el problema era que todo me gustaba...pero como no tengo otros vicios pues ni modo... Estas son algunas de mis compras

Me enamoré de este bolso, de las telitas y de todo lo necesario para hacerlo.

Patrones en noruego, a ver como los traduzco.

Esto me lo regaló mi hermana porque me enamore de este quilt y trae todas las telitas para hacerlo.

Bueno ahora sólo me falta tiempo para ponerme a trabajar en todos los proyectos que tengo nuevos, pero por ahora me voy a centrar en los UFO´S que tengo  y en la Navidad que ya está cerca.  Ya les iré informando de como va todo, un beso y mucho patch.                                          

4 comentarios:

  Natitxu

11 de septiembre de 2010, 19:41

Bienvenida. y gracias por este reportaje tan fabuloso. lO que has comprado es una pasada!!!!!. Bess

  Reyes "El telar de mi abuela".

11 de septiembre de 2010, 20:39

Bienvenida....se te estaba echando de menos!!!
Madre mía...cuántas compritas!!!
Di tú que sí...hay que darse caprichos porque nosotras nos lo merecemos.
Besitos

  Agatha

13 de septiembre de 2010, 18:30

Hola de nuevo Marjorie, me alegro de que ya estés de regreso. Muy lindo tu viaje, unas fotos preciosas y unas compritas aún más lindas. Pronto iré a hacerte una visita. Un beso. Marilyn.

  ANNA

14 de septiembre de 2010, 9:13

Hola Marjorie:

Acabo de ver tu comentario en mi blog y he venido a devolverte la visita y a saludarte. Tu rincón es muy acogedor y ya he visto que das clases de patchwork, así que me pasaré por aquí siempre que pueda, no hace mucho que me inicié en esta técnica y tomo clases en un centro cívico de Barcelona, seguro que en tu blog también aprenderé un montón de cosas.

Me alegro que te gustara el needle keeper, me costó un poquito, pero acabarlo fue una gran satisfacción para mí.

Hasta pronto!

Anna

PD: Fantástico reportaje y vaya acopio de revistas, bien hecho, una no deja sus aficiones de lado cuando viaja!